Beneficios Fiscales Jubilados

Cualquier jubilado que quiera establecer su residencia habitual a efectos fiscales en Portugal, y no fue residente fiscal en Portugal durante los últimos cinco años, goza de una exención de impuestos por un período de 10 años, plazo que podría ser prorrogado. De este modo, quienes se benefician de una pensión pagada en un país con el que Portugal ha establecido un acuerdo de doble imposición, dejará de pagar impuestos en su país de origen, ya que pasa a ser residente en Portugal y también dejarán de pagar impuestos en Portugal ya que se aplicarían las normas particulares para la exención .

La residencia en territorio portugués  para efectos fiscales, puede ser adquirida en cualquier año, entre otras situaciones, cuando el contribuyente:

( I) ha permanecido en territorio portugués más de 183 días, consecutivos o no ;

( II) permaneciendo menos tiempo, disponga  en territorio portugués , en 31 de Diciembre de ese año , de vivienda  en condiciones que hagan suponer de que la persona tiene la intención de mantener y ocupar como su residencia habitual;

( III) Ser un miembro de una unidad familiar , siempre que, a 31 de diciembre del año al que se refieren los rendimientos , uno de los elementos de esa unidad familiar sea considerado residente en Portugal para efectos fiscales.

Por otra parte, en lo que respecta a los impuestos, Portugal ofrece extraordinarias ventajas comparativas, a saber:
Sin impuesto sobre donaciones y sucesiones (entre padres, hijos, nietos , cónyuges)